Type to search

Política

Estos son los tiempos para la prohibición de los plásticos de un solo uso en Colima

El decreto de la reforma a la Ley de Residuos Sólidos de Colima que prohíbe proporcionar y usar artículos de plástico de un solo uso, publicado el pasado sábado en el Periódico Oficial del estado y cuyos efectos entraron en vigor el pasado martes, establece tiempos en que aplicará, los cuales van desde seis meses hasta un año a partir de dicha fecha para ajustarse a la ley.

  • Los establecimientos comerciales en las inmediaciones de espacios naturales como parques, lagunas, esteros, ríos, grutas y reservas ecológicas, tendrán un plazo de seis meses (17 de marzo de 2020) para aplicar las reformas a la ley.
  • En el caso de los supermercados, tiendas de autoservicio, de conveniencia, mercados, farmacias o restaurantes, se establece un plazo de un año (17 de septiembre de 2020) para aplicar la legislación.
  • A los productos empleados en la conservación y transportación de medicamentos y materiales con fines médicos, se les da un plazo de un año.
  • Los establecimientos dedicados a la venta por mayoreo o menudeo de plásticos desechables contarán con un plazo de un año.

«Una vez que hayan transcurrido los plazos señalados en los incisos anteriores, todos los establecimientos deberán llevar a cabo la sustitución definitiva», determina el decreto.

La reforma considera descartables de un solo uso los elaborados con materiales plásticos derivados de combustibles fósiles: bolsas, popotes, vasos, charolas, cubiertos, platos, agitadores, tapas, hieleras «y demás análogos».

El decreto excluye de esta prohibición a los popotes biodegradables empleados en hospitales por cuestiones médicas, así como los materiales utilizados en emergencias por catástrofes naturales, y aquellos también biodegradables usados por higiene y en conservación de alimentos.

El documento indica que la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano, junto con el Instituto del Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable y los Ayuntamientos, tienen la facultad de realizar inspecciones a fin de verificar la aplicación de la ley.

El Poder Ejecutivo y los ayuntamientos deben armonizar con esta ley sus reglamentos en materia ambiental en un periodo de seis meses.

 El camino de la reforma 

El decreto número 114, por el cual se reforman las fracciones XXV BIS del artículo 3, XIV del artículo 25 así como el artículo 26 BIS, todos de la Ley de Residuos Sólidos del Estado de Colima, se publicó el pasado 14 de septiembre, pero entró en vigor un día hábil después, por lo que fue hasta el pasado de 17 de septiembre que comenzó a funcionar.

Las reformas a dicha ley fueron aprobadas por unanimidad el pasado 11 de julio en el Congreso del Estado, a propuesta de la diputada Livier Rodríguez, de Morena, integrante de la comisión de Protección y Mejoramiento Ambiental.

Tras la emisión del decreto, al Poder Ejecutivo se le venció el término para hacer alguna observación o publicarlo, pues por «problemas técnicos» lo retrasó hasta el pasado 14 de septiembre. El pasado miércoles, la diputada Rodríguez celebró en un comunicado que, «aunque fuera tarde», el Gobierno del Estado publicara la reforma.

La legisladora de Morena reprochó el viernes de la semana pasada que el Gobierno del Estado no ha mostrado interés en atender los problemas ambientales que se presentan en Colima, al señalar que dicho poder no ha atendido su responsabilidad de crear el Reglamento de la Ley de Residuos Sólidos de Colima ni había publicado el decreto ahora en vigor.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *