Type to search

Política

4 resbalones en el Cuarto Informe de Nacho

El gobernador Ignacio Peralta entregó este martes al Congreso del Estado su cuarto informe de labores, en un acto de rendición de cuentas que se da, como todos los años, en una sesión solemne en el recinto legislativo… la cual no estuvo exenta de ‘resbalones’ por parte de los participantes y de detalles memorables.

A continuación te presentamos cuatro que se dieron durante la sesión de entrega del cuarto informe de labores del gobernador.

 1. Para el Verde, Nacho le dio empleo a dos Colimas enteras 

El diputado y coordinador del Verde, Miguel Ángel Sánchez, que se desvivió en elogios hacia el mandatario, hacía un recuento de todo lo que consideró como logros de la administración estatal, entre los que mencionó el «generar casi un millón 500 mil empleos en 57 talleres de costura y confección que contribuyen a la creación de prendas escolares”… ¿El doble de la población de Colima entera de nuevos empleos en 57 talleres para producir uniformes escolares para el estado?

La verdad es que en su discurso el diputado verde leyó algunos logros que coinciden con los destacados por el propio Ejecutivo estatal en su campaña publicitaria con motivo del Cuarto Informe de labores, que si las patrullas, que si los espacios deportivos rehabilitados… pero en el tema de los empleos, leyó mal el banner propagandístico o lo que estuviera leyendo y le agregó seis ceros, si eran mil 500 empleos, mejor optó —‘pa que amarre’— por decir que fueron un millón 500 mil empleos los creados… y ni cuenta se dio del dislate.

 2. El pequeño detalle de las fechas y los datos 

La diputada del PT Ana Karen Hernández, presidenta de la Mesa Directiva, aplaudió al gobernador que incluyera como un logro la disminución de los colimenses en pobreza extrema, lo que aclaró que creía que “mucho ha ayudado el incremento en 400% de los recursos que destina el Gobierno de México en Colima a programas sociales”. Suena razonable… si no fuera por el pequeño detalle de las fechas.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) marca una reducción de 5.3% de los colimenses que viven en condición de pobreza, pero esa reducción se dio entre las mediciones de 2016 y 2018 y, por la fecha de levantamiento, toca un mes del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero no del primer presupuesto en el que ya logró aterrizar sus programas sociales. Así que no podría en esa estadística notarse algo atribuible al actual gobierno federal… en todo caso, sería al de su antecesor: Enrique Peña Nieto.

 3. ¿Te invitan y cantas lo que quieres? 

La Banda de Música del Gobierno del Estado acudió como invitada a la sede del Poder Legislativo local, para entonar el Himno Nacional y el Himno a Colima en la Sesión Solemne para iniciar el segundo año de la 59 Legislatura.

Cuando llegó el gobernador Ignacio Peralta al recinto legislativo, algunos asistentes quisieron felicitarlo por su cumpleaños y le cantaron “Las Mañanitas”; al escucharlo, la Banda, que se encontraba en la segunda planta, no se contuvo y comenzó a tocar esta canción… ¿Será correcto ir de invitado y aprovechar para festejar a tu jefe?, ¿no pudo la Banda de Música esperar a no estar en una sesión solemne, a no estar en un acto republicano, o a estar en en un recinto en el que el Ejecutivo estatal sea anfitrión y no invitado?

 4. Bernardo… Alfredo… mmm 

Uno de los detalles chuscos del evento —de los que fueron evidentes para todos— lo dio el coordinador de los diputados panistas, Fernando Antero, quien al saludar a las autoridades presentes mencionó por nombre al gobernador, a la titular de la Secretaría de Gobernación federal y, cuando tocaba el turno de quien encabeza el tercer poder de estado, el Judicial… se le borraron los apellidos.

“Saludo cordialmente a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, en representación del Ejecutivo federal; un saludo respetuoso al Ejecutivo estatal, José Ignacio Peralta Sánchez; saludo asimismo al magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, magistrado Bernardo… Alfredo… mmmm”, decía Antero mientras movía la mano esperando que el apellido regresara… “Salazar”, le ayudó una compañera diputada. No cabe duda de que hasta al más experimentado cazador se le va la liebre.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *