Type to search

Política

Así fue la caminata de MAM para ‘entregarse’ a la autoridad equivocada

El exgobernador Mario Anguiano hizo este jueves lo que había adelantado: caminó del Moralete a la Fiscalía General del Estado de Colima (FGE) para «entregarse» a la justicia, al argumentar que no cuenta con recursos para pagar la sanción económica de 515 millones de pesos que le impuso el Congreso local —por los desvíos detectados en el uso de un crédito de largo plazo para refinanciar diversos créditos de corto plazo— pero al llegar al recinto el personal le indicó que a donde tenía que acudir era, en todo caso, donde le podían requerir el pago: en la Secretaría de Finanzas.

Alrededor de las 5 y media de la tarde de este jueves, el exmandatario acudió al jardín de la colonia el Moralete, en la capital, donde ya lo esperaban algunos cientos de personas. Una vez en el punto de encuentro, Anguiano se subió a una camioneta, tomó un altavoz y agradeció a la gente que lo acompañó. Reiteró que no robó, que como «no tiene para pagar, no se va a esconder», y que se iba a entregar a la FGE. Aprovechó para decir a los asistentes que «es cabrón», pero que nadie quiere más a la gente que ahí lo acompañaba que él.

«Que nuestra gente sepa que no nos vamos a esconder, que nuestra gente sepa que vamos a dar la cara, que sepa nuestra gente que si a pesar de lo injusto de esa multa hay elementos para que procedan a detenerme, que lo haga. Pero quiero que sepan que vamos con la frente en alto, pero además que sepan que lo hacemos con el gran orgullo de pertenecer a la gente humilde de Colima», dijo Anguiano entre gritos de apoyo de los asistentes.

«Qué gran alegría poder estar con ustedes este día y, se los puedo afirmar, soy cabrón. Ni un actor político los quiere más que yo a ustedes. Es más, los quiero más de lo que ustedes me quieren a mí, nomás para que sus cuentas saquen», agregó.

Recomendamos: MAM se defiende y contraataca a Nacho, de quien se dice perseguido político

Así, por casi media hora caminaron hasta la fiscalía entre gritos de apoyo y cánticos de «Mario, amigo, el pueblo está contigo», en una marcha que estuvo integrada por cientos de personas.

El secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado de Colima (STSGE), Martín Flores, el exalcalde de Tecomán Guadalupe García Negrete y Francisco Anzar también estuvieron presentes en la caminata para apoyar al exgobernador.

Al llegar a las instalaciones de la FGE, Mario Anguiano dio un mensaje a medios, en el cual señaló que cuenta con abogados trabajando en su situación. Reiteró su intención de ponerse a la orden de la justicia al no poder realizar el pago y dijo que el procedimiento que enfrenta «no le quita el sueño».

Ahí, Martín Flores validó lo dicho por el exgobernador en el sentido de que el crédito que da origen a la sanción fue algo convenido o pactado con el entonces gobernador electo y hoy gobernador en funciones Ignacio Peralta, y que, incluso, con dicho crédito se sanearon las finanzas estatales de manera que se le ayudó al arranque de su administración.

«Fui testigo no solo del acuerdo, llevamos a cabo el proceso legislativo para el otorgamiento del crédito. Ese crédito se da con el visto bueno del gobernador electo, no debe de haber ninguna duda», dijo.

«Nosotros, no solamente su servidor, nos reunimos de manera constante y permanente esos días intensos para poder llegar al acuerdo final de aprobar el crédito para que el corto plazo se transformara en un largo plazo que de manera financiera beneficiara al estado», apuntó.

Después de unos minutos de estar dentro de la FGE, los atendió Beatriz Sandoval, agente del Ministerio Público en esta institución, quien amablemente le preguntó que quién le requería el pago y por qué motivo.

Cuando el exgobernador le manifestó que era la Secretaría de (Planeación y) Finanzas quien eventualmente le notificaría del requerimiento de pago, lo invitó a que acudiera a esa dependencia, con lo que a Anguiano no le quedó más que agradecerle la atención.

«Yo le rogaría amablemente que compareciera ante la Secretaría de Finanzas y le comente lo mismo que nos está formulando», dijo la agente.

Tras ese anticipable desenlace de la jornada, el exgobernador salió, dio otro mensaje a sus seguidores —algunos de los cuales llegaron en camiones que alguien facilitó—, y se retiró.

El show mediático culminó frente a una institución que no es la que le requiere el pago de una multa administrativa.

 

Con información de Carlos Álvarez y Celina Pinto

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *