Type to search

Comunidad

CDHEC insta al Congreso de Colima a legislar contra terapias de conversión: ‘Son una forma de violencia’

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC) instó al Congreso del Estado a legislar para prohibir las terapias de conversión de orientación sexual, también conocidas como Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género (Ecosig), por considerarlas “una forma de violencia”.

El titular de la CDHEC, Roberto Ramírez, aseguró que dicho organismo no avala las terapias de conversión, mismas que, aseguró “incluyen métodos privativos de la libertad, tortura, violaciones correctivas”, entre otras vejaciones a los derechos humanos.

“Este organismo estatal exhorta a que se legisle, prohibiéndose los esfuerzos para corregir la orientación sexual y la identidad de género, prácticas Ecosig, ya que son consideradas como violatorias de los derechos humanos de los miembros de la comunidad LGBT”, dijo la mañana de este martes (14 de septiembre) en conferencia de prensa desde las oficinas del organismo.

Ramírez afirmó que las Ecosig son “potencialmente dañinas” para los integrantes de la comunidad LGBT, puesto que desconocen la diversidad sexual, estigmatizan la homosexualidad y contribuyen a alimentar los discursos de odio.

“La CDHEC considera a las terapias de conversión como una forma de violencia y discriminación por motivo de orientación sexual e identidad de género. Dichos métodos trasgreden el derecho a la libre determinación de la personalidad, a la salud a la integridad personal, a la igualdad y no discriminación”, agregó.

El ombudsman local manifestó su respaldo a activistas, colectivos y organizaciones de la sociedad civil que se han pronunciado en contra de las terapias de conversión. Refirió que las personas deben de ejercer “de manera libre y plena” su sexualidad y su identidad de género.

“La homosexualidad, no es una enfermedad, no se cura, cambia ni corrige. Quienes ofrecen los servicios de terapia psicológica, psiquiátrica o coaching, retiro espiritual o actividad religiosa, ejercen un fraude comercial y violan rotundamente los derechos fundamentales de toda persona; pues estas prácticas incluyen tratos crueles e inhumanos, ya que las personas son llevadas a estos centros de manera forzada o voluntariamente, inducidos por la presión familiar o social”, señaló.

El pasado 6 de septiembre, representantes de diversos colectivos de defensa de los derechos de la comunidad LGBT+ en Colima, pidieron a las y los diputados locales que, antes de que concluya la 59 Legislatura, busquen prohibir las terapias de conversión de orientación sexual en la entidad.

Colectivos LGBT+ piden a diputados de Colima legislar contra terapias de conversión

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: