Type to search

Comunidad

Congreso de Colima aprueba hasta 5 años de cárcel a quien promueva terapias de conversión

El Congreso del Estado de Colima aprobó penas de dos a cinco años de prisión y de 50 a 100 horas de trabajo comunitario a quienes impartan, promuevan, ofrezcan, apliquen, financien, sometan u obliguen a otras personas a recibir una terapia de conversión, también conocidas como Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género (Ecosig).

Diputados y diputadas locales aprobaron con 19 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, este lunes (27 de septiembre) reformar diferentes disposiciones del Código Penal, la Ley que Previene, Combate y Elimina la Discriminación, así como a la Ley de Salud del Estado de Colima, por lo que el delito se podrá perseguir de oficio, informó el Congreso a través de un comunicado.

El diputado local de Morena, Vladimir Parra, expuso que el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) establece que las llamadas terapias de conversión transgreden los derechos del libre desarrollo de la personalidad, a la salud, a la integridad personal y a la igualdad y no discriminación, pero también que pueden atentar a la diversidad sexual y estigmatizar la homosexualidad.

«Si bien, estos procesos ya implican por si mismos una violación a los derechos humanos de los individuos, existen muchos casos en los que sus consecuencias han derivado en actos de violaciones graves, incluso criminales, en contra de quienes son sometidos a estos, tales como tortura, violaciones sexuales, medicación forzada o violencia psicológica fuerte que tienen consecuencias permanentes en la salud física y psicológica, y que muchas veces terminan orillando a las víctimas al suicidio», expone el dictamen que fue presentado en el Pleno del Congreso.

El morenista señaló que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) ha advertido sobre la persistencia de las diversas formas de discriminación y violencia por prejuicio que afectan gravemente a las personas LGBTTTI, tales como crímenes de odio, bullying o acoso escolar homofóbico y transfóbico, así como esfuerzos para cambiar la orientación sexual y la identidad de género (denominadas terapias de conversión), pues solamente afectan el libre desarrollo de la personalidad.

«Si la terapia de conversión se hiciere en un menor de dieciocho años de edad o persona que no tenga capacidad para comprender el significado del hecho o persona que no tenga la capacidad de resistir la conducta, la pena se aumentará en una mitad y se perseguirá por oficio», precisa el documento elaborado por las comisiones de Estudios Legislativos y Puntos Constitucionales; de Igualdad y Equidad de Género; de Salud y Bienestar Social; y de Derechos Humanos del Congreso.

El pasado 14 de septiembre la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC) instó al Congreso del Estado a legislar para prohibir las terapias de conversión de orientación sexual.

Grupos de activistas por los derechos de la comunidad LGBT también exigieron en diversos momentos al Legislativo local que prohibiera las Ecosig en la entidad.

Lee: CDHEC insta al Congreso de Colima a legislar contra terapias de conversión: ‘Son una forma de violencia’

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *