Type to search

Seguridad

3 recomendaciones de una experta para combatir la violencia de género en Colima

La tasa de feminicidios por cada 100 mil habitantes en Colima pasó de 7.04, en 2015, a 19.28, en 2017, por lo que urge poner en marcha una serie de recomendaciones para combatir la violencia contra las mujeres en el estado, explicó Laura Pedraza, integrante de la asociación civil Articulación Ciudadana para la Equidad y el Desarrollo.

La especialista presentó este martes la Investigación al Seguimiento de la Alerta de Violencia de Género en el Estado de Colima, que se realizó de forma simultánea en otras seis entidades de la República, donde destacó que Manzanillo fue el municipio que concentró el 40% de los feminicidios registrados en la entidad durante el año pasado.

Derivado de sus estudios, Pedraza precisó que contar con datos precisos por parte de las autoridades y combatir los roles de género son algunas recomendaciones para transitar a una sociedad más libre de violencia contra las mujeres. Te las presentamos a continuación.

 1.- Cifras correctas 

La activista destacó la importancia de contar con datos fehacientes sobre la violencia de género que se vive en las entidades, al resaltar que han encontrado discrepancias entre la información recabada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y la que solicitan a la Fiscalía General del Estado (FEG), que es la que comparte el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

“Nadie tiene datos, y si no conocemos la problemática de violencia específica, no podemos atacarla (…) Yo he encontrado que puede ser un ejercicio interesante el de Puebla, donde hay un observatorio de una universidad que a partir de lo que considera la Convención Palermo analiza cada noticia para ver si sería un feminicidio. Eso puede brindar luz sobre aspectos que no estamos viendo”, añadió.

 2.- Trabajar en las razones “de fondo” 

La investigadora consideró que otra de las grandes causas que evitan que las mujeres puedan vivir en un entorno libre de violencia es la presencia de los roles de género y la poca relevancia que se da a esas problemáticas. A modo de ejemplo, mencionó que todavía se ve limitado el acceso de las mujeres a los espacios de toma de decisiones, muchas veces a causa de que se les concibe como quien debe hacerse cargo de las labores domésticas en su totalidad.

“Se dice mucho por ejemplo de las cuotas de género, que si las mujeres están bien preparadas, pero no estamos analizando la razón de por qué no le dedicaron tanto tiempo a la carrera, por qué no pudieron ir a la escuela”, afirmó.

Pedraza también recomendó al Congreso del Estado tipificar la violencia mediática contra las mujeres. Precisó que en abril de 2018, en el estado de Morelos la violencia mediática está tipificada como delito, y se refiere a la difusión de mensajes estereotipados, donde las mujeres juegan un rol específico y que a su vez tiene impacto en otros tipos de violencia de género.

“Este aspecto de los roles es el fundamento de muchas de las violencias. En el estado de Morelos hemos podido entrevistar a algunas candidatas que fueron electas y cuando les preguntaba sobre los obstáculos que tenían para ejercer su carrera, una de las cuestiones que más mencionaban era la incapacidad para conciliar su trabajo con el trabajo del hogar (…) Y no sólo en el espacio de la política, lo podemos ver también en la brecha salarial y en muchas otras cuestiones más”, abundó.

 3.- Sensibilizar a las autoridades  

Laura Pedraza añadió que otro de los grandes vacíos es la falta de personal capacitado para atender a las víctimas de violencia en las dependencias de procuración de justicia.

“Si bien las dependencias han acudido a las capacitaciones, muchas veces quienes acuden son los que no tienen contacto directo con las víctimas”, señaló.

La investigadora destacó la importancia de difundir entre las jóvenes la información de que únicamente ellas pueden decidir sobre su cuerpo y de que se tipifique la violencia contra los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

“Muchas veces trabajamos con jóvenes y la mayoría no sabe siquiera de la existencia de los derechos sexuales y reproductivos. El primero en esta cartilla que se hace de estos derechos es ejercer yo misma sobre mi propio cuerpo”, indicó.

En el evento estuvieron presentes Carmen Nava, directora del Centro de Apoyo a la Mujer (CAM); Evangelina Flores, directora de la Fundación IUS Género, y Mariana Martínez, directora del Instituto Colimense de las Mujeres (ICM).

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *