Type to search

Política

Huachicoleo de donaciones de Pemex, un esquema no exclusivo de Colima

El caso de huachicoleo de donaciones de Pemex no fue exclusivo de Colima. Una investigación con base en documentos internos de la paraestatal reveló que el combustible que fue otorgado al Estado de México y a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se vendió en estaciones de servicio, para fines particulares.

Daniel Lizárraga, jefe de información de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, detalló que la investigación realizada en conjunto con Milenio, demuestra que en al menos nueve gasolinerías se comercializaron litros de gasolina y diésel que Pemex donó al gobierno mexiquense y al Ejército, información que, según los documentos, estaba confirmada desde 2015.

El esquema utilizado fue similar al que el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig) de Colima detectó en la revisión extraordinaria que hizo a las cuentas públicas de 2013, 2014 y 2015 del gobierno que encabezó Mario Anguiano, en la que fue señalado como beneficiario de este desvío el entones secretario general de Gobierno, Rafael Gutiérrez Villalobos.

“Le llamamos ‘El otro huachicoleo’ porque es un asunto que tiene que ver con algo que se desconocía, el robo de los donativos (…) El problema de esto es que en el caso del Estado de México y del Ejército, según esta investigación, los donativos en especie, es decir, el combustible, no llegaba a su destino, sino que era enviado o se estaba vendiendo en gasolinerías, algunas de ellas vinculadas, según esta investigación, a la empresa Hidrosina”, explicó Lizárraga en entrevista con EstaciónPacífico.com.

El periodista explicó que en la investigación realizada por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, no cuentan con información sobre el caso detectado en Colima por el Osafig. De acuerdo con el órgano fiscalizador colimense, el gobierno estatal recibió 130 mil 200 litros de gasolina y 118 mil de diésel en 2015, enviados por Pemex a solicitud del exgobernador Anguiano para operar el parque vehicular y la maquinaria del estado, así como apoyar el bacheo y rehabilitación de vialidades tras los daños que generó el huracán «Manuel» en 2013.

El órgano auditor encontró que los combustibles fueron almacenados en estaciones de servicio en las que tenían participación la esposa e hijas del entonces secretario general de Gobierno, Rafael Gutiérrez Villalobos, y no se comprobó que hubiese sido empleado para los fines mencionados.

El diputado federal Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, coincidió este jueves en que el esquema detectado en Colima no es exclusivo de la entidad y que tiene muchas similitudes con otros casos que ya comienzan a salir a la luz pública, pero explicó a EstaciónPacífico.com que el caso de Colima es uno de los principales argumentos que se utilizan para solicitar a la Auditoría Superior de la Federación una revisión excepcional a las áreas de Pemex dedicadas a la atención social.

Por su parte, Daniel Lizárraga insistió que en un ejercicio de rendición de cuentas y de transparencia, el gobierno federal, Pemex y la Sedena deberían revelar la información con la que cuentan sobre otros casos, como pudiera ser el del estado de Colima.

“Lo importante es que el gobierno actual y Pemex respondan al documento que es suyo, es decir, si se investigó o no se investigó, si se archivó, por qué se archivó, si se siguió adelante, si alguien la detuvo. Y también que el Ejército ampliara la información sobre los donativos, porque en el reporte que tenemos se consultó al Ejército y le confirma a Pemex que el combustible nunca llegó”, sentenció.

El huachicoleo de donaciones de Pemex en Colima… ¿entre los casos a revisión?

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *