Type to search

Seguridad

¿A dónde van los muertos de las fosas de Tecomán (en las cifras oficiales)?

Ante una normativa poco clara sobre la forma en la que el número de víctimas de homicidio doloso que son encontradas en fosas clandestinas en el país se debe registrar en las estadísticas que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) da a conocer mes con mes, especialistas en temas de seguridad coinciden en que la cifra debe de quedar asentada para que no se les invisibilice.

Alejandro Hope señaló que, por practicidad, las cifras oficiales registran a las personas encontradas en fosas durante el mes en el que se inicia la carpeta de investigación por homicidio, es decir, el mismo mes en el que es localizado el cadáver. Por esto, el especialista afirmó que la Fiscalía General del Estado (FGE) debió haber registrado oficialmente a los 69 cuerpos localizados en las 49 fosas clandestinas en la comunidad de Santa Rosa, Tecomán, en febrero de este año.

“Se tendría que estar registrando en el mes que se ubicó, porque en ese momento es cuando se habría de haber abierto una carpeta de investigación por homicidio, porque no llegaron ahí por otro motivo. Si no lo están haciendo así han de tener alguna explicación y sería interesante conocerla”, destacó Hope este lunes en entrevista radiofónica con Miguel Ángel Vargas de EstaciónPacífico.com.

Hope aseguró que lo ideal es que las fiscalías estatales realicen las pruebas forenses que ayuden a determinar la fecha probable de la muerte de cada víctima, pero en la práctica existen complicaciones que dificultan ese proceso. A modo de ejemplo, mencionó que en el país hay poco personal capacitado para realizar dicha tarea.

Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), indicó que el reporte de las cifras de homicidios dolosos al Secretariado Ejecutivo del SNSP depende finalmente de cómo cada fiscalía en el país envía los datos. En algunos casos, señaló, se pone la fecha del asesinato más reciente, en otras, el de la más antigua, el del mes en el que se inicia la investigación y en otros, hasta tener la fecha aproximada de cuándo ocurrió el delito.

“Hay entidades que te dicen ‘el último cuerpo encontrado corresponde a 2012’. Entonces, mañosamente, te ponen las víctimas como homicidio doloso en 2012”, dijo Rivas en entrevista telefónica con EstaciónPacífico.com.

“Dependiendo del estado, a veces te dicen ‘la víctima más reciente es de 2012, entonces te mando el caso a 2012’, y por lo tanto la estadística se va toda a 2012. En otros casos te dicen ‘la más vieja es de 2008’, entonces todavía te la mandan a 2008. En otros casos te los registran en el mes y en otros casos no los registran hasta no tener más o menos fechas en donde identifiquen cuándo se llevó a cabo el evento delictivo”, abundó el especialista.

Para el director del ONC, los casos de homicidio doloso relacionados con hallazgos en fosas clandestinas remiten a una falta de acceso a la justicia por parte de las víctimas indirectas, y la diferencia en cómo se reportan esos hechos afecta las estadísticas relacionadas con las cifras de incidencia delictiva.

El área de Comunicación Social de la Fiscalía General del Estado (FGE) dijo a EstaciónPacífico.com que el registro ante el Secretariado Ejecutivo del SNSP se hará cuando concluya el proceso pericial de los restos humanos localizados en las fosas en febrero, una labor que en un inicio estaba prevista de concluir en un periodo de tres meses.

Lo informado por la FGE se asemeja al procedimiento “ideal” que señaló Hope, quien consideró que existen complicaciones para realizarlo en el país ante la falta de personal en las instituciones de procuración de justicia de los estados.

“Idealmente deberían hacerse pruebas forenses que determinaran más o menos la fecha probable de la muerte de esa persona. Sin embargo, hay un trecho importante entre lo ideal y la realidad”, señaló el especialista este lunes.

En marzo de 2019 se iniciaron 48 carpetas de investigación en Colima, según los datos que el Secretariado Ejecutivo dio a conocer este sábado, en los cuales se incluyó a 58 víctimas de ese delito.

El estado de Colima es desde febrero de 2016 la entidad con la mayor tasa acumulada de carpetas de investigación por homicidio doloso por cada 100 mil habitantes en el país, fecha que coincide con el inicio de la administración que encabeza el gobernador Ignacio Peralta.

Lee >> La violencia homicida disminuye en Colima en los primeros 4 meses de ‘la 4T’

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *