Type to search

Primera Estación

El proyecto de seguridad de Locho: objetivos y riesgos, según el comisionado

El comisionado de Seguridad y Justicia Cívica del Ayuntamiento de Colima, Alejandro González Cussi, reconoció que retomar las funciones de seguridad pública en el municipio capitalino es una apuesta con implicaciones y riesgos políticos altos para el alcalde Leoncio Morán, aunque destacó que se han trazado objetivos para combatir los problemas que se presentan.

El funcionario municipal consideró que cuando un alcalde no cuenta con una policía y solamente se encarga de ofrecer servicios públicos se puede convertir «en un intendente»; a su parecer, es importante para una administración municipal contar con la instancia adecuada para ejecutar políticas públicas funcionales para la población. González Cussi recordó que el modelo de justicia cívica implementado en la capital del estado incluso fue premiado por la ONU.

«La apuesta es muy alta, ¿tiene repercusión política? por supuesto que la tiene (…) Hoy se intenta un proyecto que ya es reconocido por una política pública exitosa por parte de las Naciones Unidas, y se corre un riesgo por supuesto, pero estamos en un momento en el que se tiene que tomar riesgos», dijo a #PrimeraEstación, el podcast de EstaciónPacífico.com.

«Yo creo que más que una apuesta política en el sentido amplio de la palabra tiene que ver con varias cosas, lo primero que hay que reconocer es que un alcalde que no tiene una policía es un intendente, presta servicios públicos, barre la calle, corta arboles, pinta los postes, pero si no tienes la capacidad de llevar a plenitud las políticas públicas a través de una instancia legítima democrática que te permita tomar decisiones, entonces tiene trasfondo político en ese sentido», abundó.

Lee: ¿Qué hará la Comisión de Seguridad Municipal de Colima? Su titular lo explica

El comisionado señaló que a diferencia de otras ciudades de México, en Colima el presidente municipal tomó la decisión de brindar seguridad a los ciudadanos, motivo por el cual se implementó el nuevo modelo de justicia municipal.

«El alcalde al inicio de su administración retoma el compromiso de brindar seguridad a los colimenses, no es una cuestión que se esté dando en el resto del país, incluso es lo contrario, los alcaldes en gran parte de las ciudades están esperando a que llegue la Guardia Nacional», indicó.

Alejandro González Cussi aceptó que la inseguridad no es un tema que se resuelve a la brevedad, sino que se trata de una problemática que por su propia complejidad, requiere de esfuerzos a mediano y largo plazo.

“El que diga que el tema se resuelve en el corto plazo está mintiendo, así de fácil, el tema se descompuso hace mucho tiempo y por lo tanto la solución implica construcción de instituciones que son esfuerzos de mediano y largo plazo, el tema de la seguridad hay que verlo en ese sentido», puntualizó.

 Tres cosas que le ‘duelen’ a Colima 

El comisionado de Seguridad del Ayuntamiento de Colima aseveró que al hacer un diagnóstico identificaron tres problemas que le ‘duelen’ a la capital: la violencia intrafamiliar, el consumo de drogas y el robo a casa habitación, situaciones que se han presentado en diferentes colonias del municipio.

«Son tres cosas lo que le duele a Colima: por un lado tenemos un abuso de drogas bastante importante, tenemos una tasa de consumo 10 veces más el promedio nacional y esto nos está generando una situación de violencia (…) La violencia intrafamiliar y también el robo a casa habitación», explicó.

«Tenemos ya un problema de gente sin hogar, gente que ya tiene daño psicológico neuronal y que es una realidad, tenemos colonias, en el Nuevo Milenio donde había una banda dedicada a este tipo de robos, entonces eran 10 o 12 adictos, la gente que administraba era un señora a la que todos los días le entregaban las cosas robadas y les pagaba con su dosis diaria de droga», agregó.

González Cussi aseguró que su primera meta al frente de la Comisión de Seguridad Pública del municipio fue el referido diagnóstico, el cual les permitiría conocer a qué problemáticas se enfrentarían, y apuntó que se establecieron objetivos muy concretos, como colocar a Colima dentro de las ciudades más seguras de México.

«Hay unas metas muy ambiciosas que al principio de la administración o cuando se planteó el proyecto pues parecía que eran un poco románticas, el primer paso es que vamos a generar un diagnóstico, vamos a generar capacidades institucionales para poder hacer frente, entender a qué nos estamos enfrentado», aseguró.

«Nos hemos propuesto metas muy concretas: la primera es que Colima sea una de las 10 ciudades del país más seguras medido en términos del Inegi, percibida como más seguras pero al mismo tiempo ser de las más seguras (…) Abatir un 15% la incidencia delictiva, pegarle un 25% al tema de la cifra negra, bajar un 50% la percepción de la corrupción en las autoridades», detalló.

Escucha la entrevista completa (a partir del minuto 20:38 del podcast) donde el comisionado detalla los tres problemas que afectan al municipio de Colima, el riesgo de implementar un nuevo modelo de justicia y las metas planeadas para mejorar la seguridad.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *