Type to search

Política

4 momentos álgidos de la relación entre Nacho Peralta y Martín Flores

En días recientes el secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (STSGE) Martín Flores Castañeda ha calificado como “insensible e inhumano” al gobernador de Colima, Ignacio Peralta Sánchez, a la vez que lo ha acusado de presuntos actos de corrupción; esto luego de que el titular del Ejecutivo estatal anunciara que su administración no tiene recursos para efectuar el pago de la segunda quincena de julio a trabajadores, jubilados y pensionados del Gobierno estatal… Pero este no es el primer roce entre quien encabeza el gobierno estatal y quien representa los intereses de los trabajadores sindicalizados.

Otros de los choques entre el “patrón” y líder de los trabajadores fueron por el retraso en el pago de aguinaldos al cierre del 2020, la deuda con el Instituto de Pensiones (Ipecol) —el organismo que administra las pensiones de todos los trabajadores de la administración pública estatal, incluidos los agremiados al STSGE— y la batalla por el cambio de modalidad en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por mencionar algunos.

A continuación te presentamos una recopilación de esos cuatro momentos álgidos entre el secretario general STSGE y el gobierno estatal que encabeza Peralta Sánchez en orden cronológico.

 1. Probablemente el ’round’ más severo: el cambio de modalidad en el IMSS de los burócratas estatales 

Una de las batallas más intensas entre el Gobierno estatal y el sindicato de burócratas dio inicio en mayo de 2019, cuando la administración peraltista cambió a sus trabajadores de confianza de la modalidad 10 del IMSS a la 38, y anunció que se encontraba analizando alternativas para encontrar una salida para los sindicalizados, luego de que el IMSS realizara en 2015 una auditoría al Gobierno de Colima como patrón, en la que identificó la irregularidad de que todos sus trabajadores cotizaban a 4.1 salarios mínimos, lo que era distinto (e inferior en la gran mayoría de los casos) a su salario real.

Esa medida no fue bien recibida por el STSGE. Martín Flores lo dejó claro en diversos momentos, por ejemplo en su informe de labores al frente del sindicato celebrado en agosto de 2019, cuando señaló que “la firmeza en la defensa de los derechos de los trabajadores” no estaba a prueba, sino acreditada, y pidió a la administración estatal respetar la incorporación de los trabajadores sindicalizados a la modalidad 10 del IMSS.

Cabe señalar que el gobierno estatal tenía proyectado cambiar de la modalidad 10 a la 38 a los trabajadores sindicalizados en octubre de 2019, pero el líder del STSGE de Colima, Martín Flores, buscó cabildear con su patrón y con el IMSS una solución alterna.

Ese “estira y afloja” se llevó varios meses, tanto así que en octubre de 2020, también aprovechando como plataforma su informe de labores, el líder del STSGE anunció que se había alcanzado un nuevo acuerdo para la inscripción de los burócratas estatales ante el IMSS, luego de que no se permitiera continuar en la modalidad 10 registrando el salario promedio de los trabajadores en lugar del salario base.

La solución encontrada fue la de combinar las modalidades 38 y 40 para poder afiliar a los trabajadores en activo y jubilados ante el Seguro Social y que reciban los servicios médicos a través de este organismo, mediante la creación de una nueva prestación por mil 550 pesos mensuales que será una aportación al IMSS, y que a su vez tengan derecho a una pensión por jubilación o cesantía.

 2. Adeudo de aguinaldos de los trabajadores 

El 23 de noviembre del 2020 el gobernador de Colima, Ignacio Peralta, aseguró que la administración que encabeza necesitaba cerca de 600 millones de pesos para cumplir con los compromisos financieros de fin de año, entre ellos el pago de aguinaldo a los trabajadores del Gobierno del Estado.

En entrevista con medios de comunicación locales, Peralta advirtió que el  el cierre de año para el gobierno estatal se antojaba “complicado” en materia económica; anticipó que pediría apoyo al gobierno federal, encabezado por el presidente López Obrador, apoyo para efectuar los pagos correspondientes.

El 14 de diciembre del 2020, seis días antes de que venciera la fecha estipulada por la Ley Federal del Trabajo para cumplir con el pago de los aguinaldos, el secretario general del STSGE dijo a medios locales que confiaba en que antes del 18 de dicho mes la administración estatal cumpliera con el pago de los aguinaldos de los burócratas estatales, con ayuda de un adelanto de participaciones del Gobierno de México.

En ese momento, Flores aseguró que Peralta ya había realizado los trámites correspondientes ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a través de los cuales se solicitó al Gobierno federal un adelanto de las participaciones que recibiría el gobierno estatal en el 2021, con el objetivo de cumplir con los compromisos de fin de año y pagar el aguinaldo a los trabajadores del Estado.

Tal como lo anticipó el líder sindical, el 18 de diciembre el mandatario estatal compartió en sus redes sociales un video donde informó que ese mismo día daría inicio el pago de aguinaldos a los trabajadores pensionados y jubilados del Gobierno del Estado, y para el 21 de ese mismo mes, a los burócratas estatales en activo. Destacó también el gobernador que no habían recibido apoyo por parte del Gobierno de México para cumplir con dichos pagos.

 3. El adeudo al Ipecol 

El adeudo que el gobierno estatal guarda con el Ipecol ha generado tensiones con el sindicato en diversos momentos del sexenio peraltista.

En agosto de 2019, Martín Flores aprovechó la celebración del Congreso Ordinario del STSGE para demandar al gobernador Ignacio Peralta, por conducto de su representante en dicho evento, Kristian Meiners, que cumpliera con el pago que se adeudaba desde abril de dicho año, de la aportación correspondiente al Instituto de Pensiones (Ipecol) por considerar que se estaba poniendo “en riesgo la viabilidad financiera del organismo”. Aseguró que hasta ese momento se adeudaba al organismo una cantidad cercana a los 95 millones de pesos.

“Queremos informarle que ya no podemos permitir más retrasos en el reintegro de retenciones por las cuotas de los trabajadores, por la aportación que le corresponde al gobierno, porque también no nos han reintegrado lo que nos descuentan quincena a quincena de los meses de abril, mayo, junio y de esos tres meses le deben al Ipecol 95 millones de pesos, y por eso ponen en riesgo la viabilidad financiera del Ipecol. No lo vamos a permitir y queremos una respuesta inmediata”, aseguró entre manifestaciones de apoyo de los asistentes”, dijo en ese momento el líder sindical.

Pero la deuda al Instituto de Pensiones no fue subsanada en ese entonces; el 8 de octubre del 2020, más de un año después, el adeudo al Ipecol siguió siendo tema, pues en su informe de labores al frente del STSGE Flores dio a conocer que había llegado a acuerdos con la administración que encabeza Ignacio Peralta para dar algunas “facilidades” para pagar el adeudo que guarda con dicho organismo, que para ese entonces ya era de 405 millones de pesos (mdp).

El pasado 6 de julio el Gobierno del Estado envió una iniciativa con proyecto de decreto al Congreso estatal, con la cual busca desincorporar el Estacionamiento Constitución, ubicado en el Centro de la capital, y otros 13 predios con el objetivo de abonar a la deuda que guarda con el Ipecol.

La iniciativa, que fue enviada por Ignacio Peralta al Legislativo local, busca que el estacionamiento sea entregado al Ipecol para que sea puesto en subasta y con esos recursos abonar a la deuda que tiene el Gobierno del Estado con referido instituto, adeudo que es hasta la fecha de 157 millones 468 mil 928 pesos.

 4. Impago de la nómina a trabajadores, jubilados y pensionados 

El más reciente de esos momentos álgidos surgió la noche del pasado 27 de julio, cuando Ignacio Peralta anunció que el Gobierno del Estado de Colima no tiene recursos para pagar la segunda quincena de julio a los trabajadores, jubilados y pensionados, ni tampoco para enviar dinero a instituciones públicas descentralizadas ni órganos autónomos para el pago de su nómina.

El gobernador afirmó que las cuentas del Gobierno estatal se quedaron en ceros luego de que se liquidaran mil millones de pesos de créditos a corto plazo, situación que, aseguró, se debía efectuar a bien de cumplir con lo que dicta la Ley de disciplina financiera, respecto a que una administración saliente no puede entregar deudas a corto plazo a un gobierno entrante.

Al día siguiente de dicho anuncio, el líder del sindicato de burócratas se reunió con Peralta, quien le detalló la problemática. Tras dicha reunión, Flores se unió a un grupo de agremiados que aguardaban al exterior de Casa de Gobierno, a quienes les aseguró que la organización sindical se mantendría “en pie de lucha y dispuesta a todo” hasta que la administración estatal cumpla con el pago correspondiente. Al día siguiente, los trabajadores fueron citados a participar en una caravana vehicular por diversos puntos de la ciudad.

El lunes 2 de agosto, Flores acusó en entrevista radiofónica con Miguel Ángel Vargas de EstaciónPacífico.com en Súper 98.9 al gobernador Ignacio Peralta de presuntos actos de corrupción y lo calificó de “inhumano”.

De acuerdo con el líder sindical, el Gobierno de Colima “no tendrá paz” mientras permanezca ese adeudo con las y los trabajadores. Adelantó que se acercarán a la Fiscalía General del Estado (FGE), el Tribunal de Arbitraje y Escalafón y ante el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental del Estado de Colima (Osafig) para presentar recursos en materia penal, laboral y de fiscalización en contra del Gobierno estatal.

>> Martín endurece postura: acusa a Nacho de actos de corrupción y lo califica de ‘inhumano’

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: