Type to search

Seguridad

Familiares de desaparecidos en Jalisco dan muestras de ADN en Colima

Un grupo de 21 familiares de personas desaparecidas en Jalisco acudió a la Fiscalía General del Estado de Colima (FGE) para que les realizaran una toma de muestras genéticas, con la intención de que sean comparadas con las de los al menos 69 cuerpos que fueron encontrados en las fosas de la comunidad de Santa Rosa, Tecomán.

Los familiares, integrantes del colectivo Por amor a ellos, acompañados por el comisionado estatal de Búsqueda de Jalisco, Javier Ávila, fueron recibidos por personal de la FGE y un representante de la Comisión Ejecutiva de Atención de Víctimas (CEAV) de Colima.

Vicenta Contreras busca a su hijo Christian Rodríguez desde el 7 de enero de 2018. A más de un año de su desaparición, viajó a Colima para continuar el proceso de búsqueda, tras darse a conocer el hallazgo de 49 fosas en los límites entre Tecomán y Armería.

“Venimos a buscar a nuestros hijos, a nuestros esposos. Somos un colectivo que nos apoyamos mutuamente. Nos acaban de tomar una muestra de ADN y nos dicen que en tres meses van a tener (resultados). En dado caso de que resultara positivo, nos hablarían. Nos están tomando todos los datos”, dijo este sábado a EstaciónPacífico.com.

El contingente de madres y padres de familia arribó a la FGE este sábado minutos después de las 10 de la mañana, al mismo tiempo que otras 15 personas de Colima eran atendidas con el mismo propósito.

El comisionado de Búsqueda jalisciense señaló que su traslado a Colima fue para dar acompañamiento a las familias luego del hallazgo de los cadáveres en Santa Rosa, que al ser parte de uno de los estados vecinos, da una “sospecha válida” de que podrían encontrar a alguna personas que fue reportada como desaparecida en su estado.

“Dimos acompañamiento a este grupo de personas que vienen a proporcionar a la autoridad del estado de Colima una muestra biológica para que con ella practiquen las pruebas periciales necesarias que permitan identificar a sus familiares (…) Considerando la proximidad del lugar donde ocurrió el hallazgo de estos cuerpos en fosas clandestinas, es la razón por la cual podría haber una razón fundada, al menos una sospecha válida de que eventualmente los familiares que están buscando, estén ahí”, detalló Ávila en entrevista en las instalaciones de la FGE.

Lee: Colima, uno de los focos rojos por violencia que identifica el gobierno de AMLO

El funcionario del estado vecino señaló que uno de los principios de la Ley es realizar la búsqueda de los desaparecidos con vida, pero ante un hallazgo como el informado desde el martes 7 de febrero en Tecomán, consideró que puede ayudar a que algunas personas logren cerrar este proceso.

El contingente que viajó a Colima tenía previsto hacer una visita al lugar en el que fueron encontradas las fosas clandestinas donde se encontraron los 69 cuerpos, pero finalmente desistió.

Elementos de la Fiscalía tomaron fotos de los familiares dentro de la zona en la que esperaban su turno para brindar la muestra.

Alrededor de 120 personas han proporcionado a la FGE su información genética para ser comparada con la de los restos encontrados en las referidas fosas clandestinas, algunas de ellas de Nayarit y Michoacán, de acuerdo con fuentes de la institución.

El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas, visitó esta semana Colima para reunirse con el fiscal general del Estado, Gabriel Verduzco. En la reunión también estuvo la titular de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas, Karla Quintana; el director general de Estrategias de la Segob, Félix Santana; e integrantes de colectivos de Personas Desaparecidas de los estados de Jalisco y Colima, quienes realizaron un recorrido por la zona donde se localizaron las fosas.

 ‘No buscamos responsables, buscamos a nuestros hijos’ 

Para Vicenta Contreras, la búsqueda que realiza desde hace más de un año tiene como finalidad conocer el paradero de su hijo Christian, no de las personas responsables de su desaparición.

“En realidad, hablando de responsables, nosotros no buscamos responsables. Nosotros buscamos a nuestros hijos, a nuestros esposos, buscamos a nuestros hermanos, y aquí estamos, echándole ganas”, afirmó.

Christian tenía 37 años el día que desapareció, el 7 de enero de 2018, cuando se dirigía a su trabajo en el municipio de Tonalá, Jalisco.

En junio de 2018, Sergio Arroyo también fue reportado como desaparecido. Según narra su madre, María Elena Jiménez, recibió un disparo por parte de supuestos policías federales en Tlajomulco, uno de los municipios que integran la Zona Metropolitana de Guadalajara, cuando estaba cargando garrafones llenos de gasolina a una camioneta.

Lee: 20 atribuciones de la nueva Fiscalía en Desaparición de Personas de Colima

María Elena y su esposo, Gilberto, fueron avisados sobre este hecho y lo comenzaron a buscar en la Fiscalía General de Jalisco, en hospitales, salas de urgencia, a una sala de detenidos, pero no lo encontraron. Las autoridades aseguraron que no tenían registros de él.

Gilberto Arroyo porta una playera con imágenes y datos de su hijo Sergio, quien desapareció en Jalisco en junio. Gilberto viajó a Colima para que se le tomara una prueba genética para compararla con la de los restos de 69 personas encontradas en Santa Rosa, en Tecomán.

Ocho meses han pasado y continúan su búsqueda. El caso de Tecomán, apuntó, no le da mucha esperanza, pero su objetivo es encontrar a su hijo.

“No queremos encontrar culpables, tampoco va a haber una represalia de nada, lo único que queremos es encontrarlo, vivo o su cuerpo, pero encontrarlo, porque la verdad es una incertidumbre la que estoy viviendo yo, de día y de noche, al estar viviendo así, sin saber nada de mi hijo”, coincidió en comentar.

“Si no está detenido, tampoco fallecido lo encontramos, ¿dónde está, qué pasó con mi hijo? Muchas personas me dicen que los deshacen en ácido y no queda nada de ellos. Yo eso lo rechazo, totalmente lo rechazo, no puedo aceptar eso, más que nada o lo quiero vivo o aunque sea su cuerpo”, agregó María Elena.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *