Type to search

Comunidad

Balance turístico de la temporada decembrina: Lo bueno, lo malo y lo mejorable

Culminó el periodo vacacional decembrino, un lapso que, además de lo recreativo, suele dejar beneficios económicos derivados de la afluencia turística pero ¿cómo le fue a Colima en cuanto a números? ¿qué balance hacer de dicha época? ¿qué sería lo bueno, lo malo y lo mejorable en materia turística?

La derrama económica y los niveles de ocupación hotelera fueron aspectos que la secretaria de Turismo de la administración estatal Mara Íñiguez y el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Colima Felipe Luna, consideraron que van bien; mientras que reconocen no tan buenos resultados  en temas como el promedio de noches por turista o la conectividad aérea del estado.

A continuación te presentamos lo más relevante que nos dijeron en entrevistas por separado.

 Lo bueno 

La funcionaria estatal dio a conocer que durante las vacaciones de finales de diciembre de 2019 y los primeros días de enero de 2020 registraron 427 millones de pesos de derrama económica, es decir, 20 millones de pesos más que en ese mismo periodo pero del año anterior.

“En derrama económica tuvimos 427 millones de pesos, 20 millones más que el año pasado, fue muy buena derrama para el estado, estuvimos operando con 20 módulos de información turística, también coordinados con todas las instancias de seguridad para que el turista estuviera atendido, tranquilo y que se le pudiera orientar ante cualquier situación que pudiera tener”, indicó Íñiguez en entrevista con EstaciónPacífico.com.

Recomendamos: Turismo de aventura, la apuesta de Mara Íñiguez para atraer visitantes a Colima

Para Felipe Luna, otro aspecto positivo fue la ocupación de habitaciones en hoteles durante la última semana del periodo vacacional, al afirmar que de las 8 mil habitaciones disponibles en todo el estado, se ocuparon casi 6 mil habitaciones en promedio.

“En todo el estado tenemos todo el estado casi 6 mil cuartos en promedio para la última semana, que fue cuando más ocupación tuvimos. Estos 8 mil cuartos son el inventario con el que contamos en todo el estado”, puntualizó.

 Lo malo 

La funcionara detalló que en las vacaciones decembrinas registraron un promedio de pernoctas de 2.8 por cada turista, cifra que no creció en comparativa con el dato de 2018.

Íñiguez aseveró que desde la dependencia estatal se busca —como parte del Plan Estatal de Desarrollo— crecer el número de pernoctas y para lograrlo apuesta por la estrategia de difusión turística “Del mar a la montaña”. A su parecer, dicho proyecto de promoción podría generar que los visitantes pasen al menos un par de noches en las playas locales y otras dos en la capital del estado o su zona metropolitana.

“Necesitamos generar más pernoctas en nuestro estado, la pernocta promedio es de 2.8, un turista viene y se queda 2.8 noches, es el promedio, y queremos puntos hacia arriba. No queremos que quede solamente en un slogan de campaña de promoción turística ‘Del mar a la montaña’, sino que también estamos trabajando en esta ruta Del mar a la montaña para que genere dos pernoctas en el mar y dos pernoctas en la capital, y eso nos da puntos hacia arriba muy importantes”, detalló.

El representante de los hoteleros de Colima coincidió en que para mejorar en ocupación es importante “vender” a la entidad como un sitio donde en poco tiempo se pueden recorrer ecosistemas, culturas y actividades recreativas diversas, sin embargo, consideró que esa diversidad se puede explotar todavía más de lo que ya se hace con la referida campaña.

“Tenemos que hacer un inventario general para que el mismo colimense, que no somos muchísimos, podamos tener una perspectiva de qué es lo que estamos ofreciendo a nuestros turistas. Básicamente si tenemos 10, 12, 15 atractivos alrededor de nuestro estado, pues explotémoslos, pero explotémoslos de la mejor manera. en aquello que pueda ser un diferencial con otros destinos. La idea es que podamos explotar, si tenemos volcán, montaña, mar, surf, hagamos un excelente producto”, destacó.

 Lo mejorable 

Mara Íñiguez y Felipe Luna coincidieron en señalar que la conectividad aérea sigue siendo un tema en el que si bien se ha mejorado —pues hace una semana se dio a conocer la reapertura de la ruta Manzanillo-Ciudad de México por Aeromar— se tiene que seguir trabajando, buscando generar más vuelos.

“También seguimos trabajando en conectividad por supuesto. No vamos a descuidar para nada estos temas”, indicó la titular de Turismo estatal.

¿Por qué la oferta de vuelos no termina de ‘despegar’ en Colima?

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

A %d blogueros les gusta esto: